5 Configuración de los Rastreos

Configuración de los Rastreos

Una vez dadas de alta las keywords, el siguiente paso es configurar los rastreos para las diferentes fuentes y medios disponibles, y que actualmente son los siguientes: Facebook, Twitter, Google, Youtube, Prensa digital, Blogs, Radio y TV.
Existe un formulario individual para la configuración de cada una de las fuentes, con unos parámetros comunes a todas ellas y otros parámetros específicos para algunas fuentes.
Los campos comunes a todos los rastreos son el número de menciones máximas a recoger por día, la frecuencia con la que se van a lanzar los rastreos y la fecha y hora de arranque inicial de los mismos. Estos parámetros pueden verse en el ejemplo mostrado en la imagen para un rastreo de Prensa:

Figura 2.5.1 Configuración de las fuentes.

En cuanto a los parámetros particulares que requieren algunas fuentes para especificar la configuración de su rastreo, están los siguientes:
• Días atrás: días hacia atrás desde los que se quiere hacer la consulta a la red social (Facebook, Twitter y Youtube).
• Profundidad: hasta que nivel de profundidad se quiere llegar con la consulta (Facebook y Youtube).
• Idioma: permite especificar el idioma de preferencia en el que se quieren realizar las búsquedas (Twitter y Youtube).
• Google Host: URL específica donde se quiere realizar la búsqueda (Google).
• Geolocalización: correspondiente al país donde se quieren realizar las búsquedas (Google).
• HL (Host Language): indica el idioma en el que se van a devolver prioritariamente los resultados (Google).
• LR (Language Restriction): indica el idioma prioritario en el que se van a devolver los resultados en el caso de que éstos sean documentos (Google).
• Contenido restringido: Qué nivel de restricción se quiere aplicar a la devolución de resultados (Youtube).
• Streaming: Seguimiento en tiempo real para la red social de Twitter.
Esta opción es especialmente delicada en cuanto al requerimiento de recursos hardware por lo que, a priori, sólo debe utilizarse en momentos específicos o para casos concretos y por tiempo limitado, donde se hace imprescindible el seguimiento en tiempo real.
La duración de un rastreo, cada vez que se lanza una consulta a la red, es muy variable dependiendo de la fuente, pudiendo oscilar entre unos minutos o varias horas. Por eso, una cuestión importante a la hora de poner en marcha un rastreo es que éstos no deben configurarse con frecuencias de lanzamiento muy cortas, ya que eso puede suponer que se esté lanzando de nuevo el rastreo de una fuente antes de que haya terminado de ejecutarse el anterior correspondiente a esa misma fuente.

Comments are closed.